Noticias

El exjefe de Volkswagen defiende que no fue informado del fraude de las emisiones antes de que estallara

jueves, 19-enero-17

Martin Winterkorn insiste en que nunca fue informado de las irregularidades ocurridas en Volkswagen. El hombre que dirigió con mano de hierro durante casi una década el mayor fabricante europeo de coches compareció el jueves por primera vez desde su caída en septiembre de 2015 por la manipulación de 11 millones de vehículos diésel.

 
Al presentar su dimisión hace año y medio, Winterkorn, que presumía de conocer hasta el último tornillo de la compañía, ya había insistido en su desconocimiento de lo que estaba pasando hasta ese mismo mes de septiembre en el que fue informado por las autoridades de EE UU, justo antes del estallido del escándalo. El jueves, en la Cámara Baja del Parlamento alemán, repitió la misma idea, contradiciendo informaciones que apuntan en sentido contrario. La diferencia es importante: la Justicia alemana investiga si cometió un delito al no informar a tiempo a los inversores.
 
“No es comprensible por qué no fui informado a tiempo y con claridad”, aseguró Winterkorn en la comisión del Bundestag que se ocupa del escándalo y de la posible responsabilidad del Gobierno alemán. Los responsables de la investigación en EE UU creen, por el contrario, que la cúpula de la empresa tenía datos sobre el trucaje al menos desde julio de 2015, y esperaron hasta septiembre para informar a la opinión pública. El diputado ecologista Oliver Krischer resumió las conclusiones de la comparecencia en dos posibilidades: o Winterkorn era un jefe que desconocía lo que ocurría en su empresa o bien “presenta las cosas de una forma distinta de como en realidad ocurrieron”.
 
En marzo del año pasado, Volkswagen admitió la existencia de un informe redactado específicamente para Winterkorn en 2014 que avisaba de los problemas de las emisiones de coches diésel en EE UU. Este documento, dijo entonces la empresa, “no obtuvo una atención especial por parte del equipo directivo”. “No está documentado si Winterkorn tomó nota del informe y si lo hizo, hasta qué punto”, añadía el comunicado de Volkswagen.
 

Nada más iniciar su intervención, Winterkorn leyó un corto comunicado en el que expresaba su “profunda consternación” por “haber decepcionado a millones de consumidores”. Su decisión de dimitir fue, según dijo, la más dura de su vida, después de pasar más de 30 años en Volkswagen. “Yo también busco desde entonces las respuestas satisfactorias”, añadió. Hasta aquí llegó la autocrítica. Winterkorn también quiso destacar sus logros. "Mi equipo y yo multiplicamos la facturación y los beneficios y creamos infinidad de empleos. No a través del engaño, sino con trabajo duro y honesto", aseguró.

Winterkorn volvió a las portadas de la prensa alemana hace pocas semanas, cuando el tabloide Bild publicó que el antiguo todopoderoso jefe de Volkswagen iba a empezar el año con el cobro de una pensión de 3.100 euros al día. La empresa anunció en noviembre del año pasado un plan de ahorro que incluye la supresión de 30.000 empleos hasta 2020. El plan fue pactado con los sindicatos para que los recortes no se hicieran con despidos, sino con amortizaciones de puestos, jubilaciones anticipadas y reducción del trabajo temporal.

 

Volver a Noticias
Copyright 2017. Orizon soluciones tecnológicas | www.orizonweb.es . Todos los derechos reservados.
Diseño Web y Hosting eQuanimity.es