Noticias

España cumple el objetivo de déficit público al reducirlo al 4,33% del PIB

miércoles, 22-marzo-17

Las Administraciones Públicas españolas redujeron sus números rojos al ritmo que fijó Bruselas por primera vez desde que estalló la crisis. El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha asegurado este miércoles que España cumplirá "con holgura" el objetivo de déficit público comprometido con la Comisión Europea para 2016, situado en el 4,6% del PIB. En concreto, el desfase presupuestario del Estado central, Seguridad Social, comunidades y Ayuntamientos se quedó en el 4,33% del PIB al cierre del año pasado, tres décimas por debajo del objetivo. Esta cifra, sin embargo, no incluye os más de 2.500 millones de ayudas financieras por la sentencia que obligó a Bankia a compensar a los inversores minoristas por la salida a Bolsa y las clausulas suelo así como por el cambio contable que afloró pérdidas en la Sareb, conocido como banco malo.
El cumplimiento del objetivo de déficit se produce, entre otros motivos, por el esfuerzo de consolidación fiscal de las comunidades autónomas, que consiguieron ajustarse al objetivo de déficit por primera vez desde que hay registros, según fuentes de Hacienda. Las Administraciones regionales tenían un tope presupuestario del 0,7% el año pasado. Las autonomías recibieron en 2016 más de 7.500 millones de euros adicionales a cuenta del sistema de financiación que les ayudó a rebajar sus desfases entre gastos e ingresos públicos.

La buena marcha de la recaudación en el último trimestre del pasado ejercicio, cuando entraron en vigor los nuevos pagos fraccionados a cuenta del impuesto de sociedades, también contribuyeron a rebajar el agujero presupuestario. A esto hay que sumar, que el Ejecutivo aprobó un acuerdo de no disponibilidad de gasto, que sirvió para contener el gasto público de todas las Administraciones, y adelantó el cierre contable de los ministerios a septiembre.

La nota negra la puso la Seguridad Social que registró los mayores números rojos de su historia. El año pasado registró un déficit próximo a los 19.000 millones de euros, equivalente a un 1,7% del PIB.

Límite suavizado

Aunque el Gobierno del PP aprovecha las buenas cifras del cierre contable para presumir de gestión, hay que recordar que las autoridades comunitarias suavizaron hasta en dos ocasiones las metas presupuestarias después de que el año pasado estuviera a punto de sancionar a España por el incumplimiento reiterado de los objetivos de estabilidad. Las Administraciones públicas españolas registraron en 2015 un déficit del 5,1% cuando el objetivo marcado por la Comisión estaba en el 4,2% del PIB. Tras un largo e intenso debate y varias amenazas por la incapacidad del Gobierno de ajustar las cuentas, Bruselas suavizó la senda de consolidación al 3,6% el pasado verano y posteriormente volvió a moderar el objetivo al 4,6% para el año pasado y al 3,1% en 2017.

Montoro anunció este miércoles que España cumplió con las metas presupuestaria tras recibir una pregunta del portavoz parlamentario de Ciudadanos, Juan Carlos Girauta. Este le inquiría por la prometida reducción del gasto de la Administración Pública, a lo que el ministro respondió que "el Gobierno tiene una acreditada trayectoria de reducción y control del gasto público, lo que le permitirá cumplir con holgura ese (objetivo del) 4,6% (de déficit)".

Montoro presumió de que "la política de reducción del gasto ha sido compatible con el mantenimiento del gasto social". En este sentido, ha explicado que el gasto público alcanzaba en 2011 el 45,8% del PIB y ahora el 42,5%; mientras que el gasto social superó en 2016 en casi tres puntos el dedicado en 2011: 63,45% del total del gasto frente al 60,47% hace seis años.

Objetivo accesible en 2017

Montoro pusó ayer el énfasis en la necesidad de sacar adelante los Presupuestos de 2017. Dijo que es necesario para "sostener" la recuperación económica y para "inducir" hacia el objetivo de reducción de déficit público para este año, en el 3,1% del PIB. Es "mucho más accesible" gracias al "escenario de crecimiento" económico y a los datos disponibles por ahora de un déficit del 4,3% en el ejercicio anterior, descontando las ayudas a las entidades financieras, detalló.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis De Guindos, también aseguró ayer martes que un déficit público próximo al 4,3% del PIB en 2016, como avanzó Montoro, facilitaría cumplir con el objetivo presupuestario de este año (3,1%). "Si tenemos en cuenta componentes que no tienen carácter extraordinario en el presupuesto, partimos del 4,3%, como comentaba el ministro de Hacienda, y eso nos debe permitir ir al 3,1%", señaló el titular de de Economía. De Guindos precisó que el déficit, teniendo en cuenta las ayudas financieras, se acercará al 4,5% del PIB.

 

Volver a Noticias
Copyright 2017. Orizon soluciones tecnológicas | www.orizonweb.es . Todos los derechos reservados.
Diseño Web y Hosting eQuanimity.es